Acabado/Desbarbado

Tras el trabajo realizado en las piezas es conveniente realizar un desbarbado, redondeo o pulido en los metales para acabar con las imperfecciones e irregularidades del producto.

La forma más propicia de realizar este proceso es a través de las máquinas de desbardado que elevan la rentabilidad al reducir los tiempos. Además, son máquinas de una elevada precisión, mejorando su esmerillado o satinado. Comprueba estas ventajas en nuestra gama de productos.